100%
Um convite a doce revolução. Vem e Vê.
Google Play Baixe o aplicativo. O evangelho no toque do seu dedo!

TEXTOS > EN ESPAÑOL

NO SON MILLONES, PERO BUENOS Y FELICES MILES...

Quiero aquí expresar mi alegría por el que ha acontecido la muchas personas que frecuentan esta web.

Desde los 18 años que mi vida se hizo influyente para millones de personas en razón de los medios de comunicación masiva por los cuáles el mensaje que yo predicaba era transmitida
En la realidad fueron tres décadas de comunicación con millones de personas todas las horas del día. Mis programas de televisión eran transmitidos diariamente en diversos lugares y hasta países. En las radios mis mensajes eran oídas todos los días. Los libros, por sí mismos, ganaron vida propia y millones de personas los leyeron en el curso de más de 25 años. Fuera eso, había las cintas de audio y vídeo con sus miles de asistentes, oyentes y distribuidores. Había también los periódicos, pequeños-periódicos, vueltas a ver, y centenares de empresas que reproducían lo que yo escribía o hablaba, en Brasil y en muchos otros lugares.

Las “Cruzadas de Evangelización” garantizaban que estadios se completaran en el país entero y en varios lugares del extranjero. Congresos, Conferencias, y Charlas hacían con que todos los años yo me comunicara ‘en presencia’ con miles, y, en algunos años, hasta con millones de personas que ansiaban para oír la Palabra.

Yo podía estar durmiendo o vacacional, o aún viviendo en otro lugar del mundo, que el mensaje continuaba a dar fruto a los miles... todo el tiempo.

Paré de predicar durante dos años y medio después de mío divorcio, y, aun así, personas continuaron a leer los libros, a oír las cintas, la se conviertan y a que sean edificadas

Tengo conciencia, y las personas que estuvieron vivas y conscientes en los últimos 30 años también tienen, que miles y millones fueron alcanzados y beneficiados. Sé que generaciones fueron alcanzadas en muchos buenos y positivos aspectos. Sí, tengo que admitir, y, más que todo agradecer a Dios que haya sido así.

Sin embargo, hoy, en el pequeño espacio virtual de esta web, veo que no son millones y millones de personas las que son alcanzadas, pero sólo algunas miles; sin embargo, verifico que lo que está aconteciendo en la conciencia ‘’ de los alcanzados es de una profundidad incomparablemente más profunda y libertadora.

Acompaño personas que la dos años estaban chafadas, culpables, destrozadas, perdiendo la fe, cansadas del “evangelio”, y amedrentadas con Dios y desconfiadas de Jesus, y que, hoy, se ven de modo completamente diferente, miran para Dios sin miedo, y aman Jesus con alegría

Predicar Gracia, Dios sabe, yo siempre prediqué. Pero antes la Gracia era, para mí, de más importante de todos los mensajes; sin embargo, también había otras...

En los últimos 10 años, sin embargo, crecientemente..., mi corazón fue descubriendo que Gracia no era un mensaje, pero la única; y, a partir de la cuál todo el más giraba; sólo habiendo, por lo tanto, Gracia de Dios a ser anunciada.

El Cordero fue muerto ‘antes’ de la fundación de todas las cosas. El Cordero es también lo ‘Inicio’ de todas las realidades. Sí, todo lo que acontece entre el comienzo-fin y el fin-comienzo es Gracia de Dios. La entera jornada de la existencia humana acontece para que la conciencia tenga la oportunidad de reconocer la vida como Gracia de Dios.

Además de eso, se debe saber que el existir fuera de la conciencia de la Gracia de Dios—no como información, pero como actitud existencial—, es lo que hace la vida ese infierno en el cuál la mayoría existe ya en la Tierra, aún aquellos que se confiesan ‘pueblo del

Hoy, aquellos ‘millones’ no tienen acceso..., pero el miles que han dicho, esos dan testimonio de la verdad del Evangelio en su poder de realizar exactamente aquella liberación pacificada que es promesa de la Buena Nueva.

Y el resultado en las vidas de esos es simples y esencial: ellos están se haciendo personas pacificadas, confiables y felices.

Que el Señor Jesus derrame Su Espíritu sobre todos nosotros, y nos haga crecer en Gracia y Conocimiento con experiencia profunda de Jesus; y que también nuestro corazón bucee en la pacificación que es fruto de la verdad de Dios que se manifiesta en nosotros como testimonio del Espíritu de Dios cuanto al hecho de que seamos hijos y herederos de Dios en Cristo.

Ora, sinceramente, es decir todo...


Caio